Uncategorized

DIEZ TIPS PARA MAMITAS EMPRENDEDORAS

El ser mamá y empresaria a la vez es un verdadero reto por el que muchas mujeres jóvenes atraviesan todos los días. Si bien se trata de una tarea complicada y que requiere prácticamente del 100% de su tiempo y capacidad, para las mamás la palabra imposible no existe en su vocabulario. ¿Eres mamá y no sabes cómo organizarte para desarrollar tu negocio?

Aprende a combinar la maternidad y la actividad empresarial con estos prácticos consejos que te ayudarán a escribir tu historia de éxito:

1. Desarrolla un plan maestro

Así como planificaste la llegada de tu bebé, necesitas planificar el nacimiento de tu negocio.

2. Maximiza el uso de tu capital

No olvides que para comenzar una empresa es básico contar con recursos económicos suficientes. Por ejemplo, si tus hijos son pequeños, comer fuera quizá no sea una buena idea. De este modo, podrás ahorrar dinero y disponer de él para sostener tu proyecto e invertir en él.

3. Encuentra un negocio en algo que conozcas y te apasione

Las posibilidades de que un negocio tenga éxito se incrementan cuando trabajas en una industria que dominas, conoces o te apasiona. Analiza tus habilidades y fortalezas y descubre un área con la que estés totalmente a gusto.

4. Incluye a tus hijos siempre que puedas

En lugar de esconderles tu empresa, convierte tu negocio en una experiencia educativa para ellos. Existen varias maneras de incluirlos, desde simplemente etiquetar y empaquetar los productos que vendes, hasta archivar y organizar información.

5. Organiza tu área de trabajo

Si eres mamá y emprendedora, quizás la opción que más te conviene es manejar tu negocio desde casa. De esta forma, te aseguras de pasar el mayor tiempo posible con tus hijos y de estar al pendiente de los asuntos de tu hogar.

6. Establece prioridades

Prioriza los asuntos tanto personales como los relacionados con tu negocio. Habrá ocasiones en que tendrás que decidir entre asistir a un juego de tus hijos o acudir a una reunión con un cliente; en esos casos, busca alternativas para que ninguna de las partes involucradas sea vea perjudicada.
7. Sé más eficiente

Conforme te involucres más en tu papel de mamá y emprendedora, comenzarás a dominar tareas cada vez más complicadas y a adquirir nuevas habilidades. Para ello, tendrás que invertir tiempo en tomar cursos y capacitarte para mejorar tu desempeño en ciertas áreas importantes.
8. Organiza un equipo de apoyo

En la medida en que tu negocio se desarrolle, las necesidades también aumentarán en la misma proporción y no podrás satisfacer toda la carga de trabajo. Prepárate para crecer y piensa en la incorporación de colaboradores que te apoyen en diferentes actividades.

Si tienes esposo o una pareja, aprecialo y reconoce que puede ofrecerte un gran apoyo mientras te ocupas de dirigir tu negocio. No sólo puede ayudar con los chicos, también puede ser tu consejero. Si él siente que es parte de tu empresa, estará más dispuesto a darte  una mano.

9. Usa la tecnología

La tecnología es el mejor aliado de las mamás emprendedoras. Desde una laptop o un teléfono inteligente con redes sociales; la era digital te permite hacer malabares con varias prioridades en cualquier momento y lugar.

Puedes crear un sistema de trabajo basado en Internet para que tengas acceso a tu correo electrónico, documentos, archivos y calendarios a donde quiera que vayas.

10. Disfruta de tus ratos libres

Porque no todo en la vida es trabajo, también dedica tiempo a pasar momentos que te enriquezcan como persona en compañía de tu familia y amigos.

 

¡Recuerda que una empresa dirigida por una mujer (que además es madre) tiene mayores probabilidades de ser exitosa! 

Recuerda que si deseas unirte a un grupo de mamás emprendedoras y exitosas puedes unirte a nosotras.

Zoraida Carcaño

Share this: